Palabras de Esteban Moctezuma Barragán en la presentación Proyecto Nacional 2018-2024 (AUDIO)

Ciudad de México, 20 de noviembre de 2017

 

Palabras de Esteban Moctezuma Barragán en la presentación Proyecto Nacional 2018-2024

A continuación, comentaré los lineamientos principales de la política social propuesta. Hablo como representante de varios grupos, de numerosos y comprometidos integrantes, que durante meses investigaron y trabajaron desinteresadamente por participar en construir una mejor sociedad.

Estamos convencidos que la sociedad mexicana puede llegar a ser armónica y justa. Pero ello obliga a contar con políticas sectoriales cuya inspiración sea: el desarrollo social. ¡Un desarrollo que genere oportunidades para todos!

La política social no puede ser solamente uno de los componentes de las políticas públicas, sino la guía que oriente todo el quehacer gubernamental. Por ejemplo, a una política social sin vínculos directos con la economía, con la salud y la educación, le faltarían dientes. ¿Y quién quiere una política social chimuela?

Quiero comentarles algo muy interesante. Cuando me preguntan cómo va a gobernar Andrés Manuel López Obrador, siempre respondo; ¡¡¡como ya lo hizo!!!

La ventaja de que Andrés Manuel haya sido Jefe de Gobierno  del Distrito Federal, es que a él no le cuentan nada, ya tiene la experiencia de gobierno.

¿Y cómo gobernó? Velando y apoyando siempre al más débil, pero sin descuidar al resto de la sociedad. ¿O no creó un apoyo especial para las personas de la tercera edad? ¿O no construyó universidades para que nadie quedara rechazado si quería estudiar? ¿O no escuchó y le dio cabida a todas las voces para atender el sentir general?

López Obrador no se peleó con nadie. A quienes no pensaban como él, los sensibilizó y ayudó a voltear a ver la marginación y la pobreza para trabajar juntos empresarios y gobierno, trabajadores y académicos, por una sociedad incluyente. ¡Pues así como gobernó la capital del país queremos que se gobierne a todo México!

Para empezar, y como bien lo dijo Alfonso Romo, para elaborar la propuesta de gobierno que hoy presentamos, nos invitó a muchos a dar nuestra opinión.

Eso es lo que México necesita. ¡Que se escuchen todas las voces, pero sobretodo las voces de los más indefensos, porque nuestra sociedad tiene una deuda con los más débiles!

Primero ¡México tiene una deuda con 53 M de pobres, en especial con sus comunidades indígenas!

Por ello, el plan de desarrollo social de Andrés Manuel es dar prioridad y atención inmediata a las comunidades indígenas. Es momento de tomar conciencia que la mejor política de desarrollo es incluir a todos en sus beneficios. ¿Y quién lo puede hacer?

Quien ya lo hizo cuando gobernó y quién tiene la convicción y la vocación de gobernar a todo el país para que de una vez y para siempre aprendamos a respetar a nuestros pueblos indígenas y a darles las herramientas para progresar sin perder su identidad.

Segundo. ¡México tiene una deuda con sus mujeres!

Ya lo dijo Alfonso Romo.  Es hora de vivir en una verdadera igualdad de género. Igualdad en las oportunidades, pero también igualdad en la educación y la preparación para poder acceder a los mejores empleos; igualdad salarial; apoyos para una maternidad plena, como guarderías en el trabajo, lactarios en las oficinas, prevención del cáncer de mama, pero sobretodo, convencer a los hombres de su obligación de participar en las tareas del hogar, del cuidado de los niños y de su educación. Esto requerirá cambios en la ley laboral para que los niños tengan un padre presente sobre todo en su desarrollo inicial. Esto requiere un cambio cultural.

¿Estamos dispuestos a hacerlo?

Tercero. ¡México tiene una deuda con sus jóvenes!

Escuchen bien. Los jóvenes son nuestro futuro, pero nosotros somos el presente de los jóvenes. ¿Los vamos a ignorar?

Andrés Manuel tiene el plan más ambicioso en la historia de México para rescatar a los jóvenes del abandono, de la depresión o la ignorancia. Los  NINIS no estudian ni trabajan porque la sociedad ni les abre espacios, ni los alienta a esforzarse. El talento de nuestros jóvenes ahí está. Falta otorgarles oportunidades.

El próximo gobierno federal otorgará a millones de jóvenes becas de manutención para que estudien y elaborará una estrategia con las empresas,  protección civil y universidades, para que se les otorgue una capacitación de calidad.  Se atenderán 2 millones 600 mil jóvenes, en especial los que habitan en comunidades de alta marginación rural o urbana.

Con el programa “Jóvenes construyendo el Futuro” una idea inspirada en Roosevelt, ser joven será de nuevo ser esperanza y no frustración como hoy sucede.

Cuarto. ¡México está en deuda con sus mayores!

Los adultos mayores son prioridad del Plan de Gobierno que hoy se presenta. Una medida adoptada por Andrés Manuel que en su momento fue criticada como populista, se adoptó posteriormente en todo el país y en varias naciones extranjeras. El Plan prevé doblar el apoyo económico de estas pensiones en todo el país para igualarlas al monto que se recibe en la Ciudad de México.

Hay que reconocer á quienes han trabajado toda su vida por la sociedad. Una sociedad que respeta a sus adultos mayores se respeta a sí misma.

Quinto. ¡México está en deuda con la salud de su gente!

Vamos a Fortalecer el Sistema Público de Salud  para proteger y garantizar el derecho a la salud, en igualdad de condiciones, para todos los mexicanos.

El sistema de salud pública debe mejorar urgentemente en su calidad y calidez.

El primer cambio es el acceso universal efectivo, con un trato humano, cordial y amable a los pacientes. La propia Auditoria Superior de la Federación estima que uno de cada cuatro pesos podrían estar mal utilizados.

La honestidad en las compras de medicamentos y equipo significará mayores existencias y mejores resultados. ¿Quiénes de ustedes que hayan utilizado los servicios de salud quedaron plenamente satisfechos? ¿Quién defiende a los enfermos? Hay marcadas diferencias geográficas en el servicio.

La población contará con atención primaria para que pueda verse un doctor rápido y fácil que ayude a tratamientos y diagnósticos tempranos, que hoy tienen que pagar de su bolsillo. Habrá medicinas y médicos para dolencias menores y será un derecho efectivo de toda la población.

Tenemos un país que al mismo tiempo es obeso y por otra parte desnutrido. Hay más de seis millones de mexicanos con diabetes que provoca…escuchen bien…20 mil amputaciones cada año y 100 mil personas que necesitan diálisis. Frente a eso, la lactancia materna, que es el mejor alimento y además gratis, solo se da a uno de cada tres bebés. ¿Creen que tenemos que cambiar? ¿Creen que debemos transformar nuestra cultura de salud?

Por ello, además de mejorar la atención al enfermo se buscará prevenir la enfermedad.   La política social vinculará la salud con la educación para que haya conciencia sobre una nutrición sana y sobre la importancia del ejercicio. Educar para una vida sana.

Sexto. ¡México está en deuda con la cultura física!

La cultura física y el deporte serán ingrediente esencial para la cohesión y el desarrollo social de México. Se convertirá en un estilo de vida de la población. No solamente se impulsará el deporte de alto rendimiento, sino la activación física cotidiana de todo mexicano, la educación física, el deporte escolar y sin duda, el paralímpico, para contribuir con los importantes efectos de la cultura física y el deporte en la salud y en el bienestar colectivo. ¿Por qué es tan importante esto?

Somos la economía 15 entre 150 países pero caemos 60 lugares en las olimpiadas. Eso es relevante, pero más necesaria aún es la activación física. Ya vimos los enormes daños en la salud que causa el sedentarismo, el no moverse.

¡Vamos a ver! Pónganse de pie todos los que hagan ejercicio regularmente! Queremos un  nuevo mexicano que incorpore en su vida la cultura física, que vincule la nutrición con la actividad física, la salud con el deporte, el trabajo en equipo con las conductas sociales armónicas y sanas.

Por ello organizaremos en todas las escuelas campeonatos deportivos estilo olimpiadas escolares: Los Juegos Nacionales Escolares.

Fomentaremos a nivel nacional el uso de la bicicleta. Queremos que niñas, niños y jóvenes tengan la oportunidad de gozar del deporte, canalicen positivamente su energía y se diviertan en sus escuelas. Vamos a identificar a los talentos desde muy jóvenes.

Invitaremos a la iniciativa privada a apoyar el deporte de alto rendimiento para que, con la rectoría del gobierno y la participación de empresas pongamos orden y demos mejores resultados a nivel profesional. Este último esfuerzo debe verse reflejado en el medallero olímpico.

Como puede observarse, la política social no será un paliativo, no será una aspirina en medio de políticas económicas que ignoren el bienestar colectivo. Toda decisión de gobierno deberá partir de una convicción que se gobierna para mejorar la vida de todos y de equilibrar las distorsiones sociales. El adn de las decisiones de gobierno partirá de un profundo compromiso con los que más lo necesitan.

Por último, amigas, amigos, compañeros. Quiero cerrar afirmando que ¡México está en deuda con la democracia!

Pero que será el esfuerzo de todos, lo que a partir de hoy creará las condiciones para que eso cambie.

¡Vivan los indígenas, nuestras comunidades originarias!

¡Vivan nuestras mujeres!

¡Vivan nuestros jóvenes!

¡Vivan nuestros adultos mayores!

¡Viva la democracia!

Call Now ButtonDudas sobre el padrón