Presidente electo anuncia Plan de Bienestar para Nuevo León por 10 mil mdp

  • Refinería Pemex Cadereyta será rehabilitada por 5 mil mdp
  • Inversión federal de 5 mil mdp para Presa Libertad
  • Iniciará ampliación de reclusorios para disminuir violencia y pérdida de vidas
  • Nuevo gobierno federal invertirá en trenes para mejorar servicio del metro
  • Monterrey será sede de la Secretaría de Economía en 2019

Monterrey, NL, 19 de octubre de 2018.- La nueva administración pública federal invertirá 10 mil millones de pesos tan sólo en el Plan de Bienestar 2019 para jóvenes, adultos mayores, discapacitados y productores del campo de Nuevo León. Además, un monto similar será aplicado en diversas obras de infraestructura para el estado.

Así lo informó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante el acto público que encabezó en la Macroplaza de esta capital, como parte de la gira de agradecimiento que recorre el país.

Acompañado por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, con quien entabló una reunión de trabajo en Palacio de Gobierno, López Obrador habló del reto prioritario que enfrenta el país por la caída en la producción de petróleo, por lo que informó que Nuevo León forma parte del plan de rescate de la industria petrolera a partir de la inversión en infraestructura: “Vamos a rehabilitar las 6 refinerías, una de esas es Cadereyta”, y añadió que la inversión federal para esta acción será de 5 mil millones de pesos.

Otro compromiso adquirido con el gobierno estatal se refiere a la solución de la escasez de agua potable, por lo que dijo que se dispondrá de otros 5 mil millones de pesos para la Presa Libertad “y se aumente abasto de agua en zona metropolitana”.

Además, dio a conocer que la federación apoyará a Nuevo León con un programa de “ampliación de reclusorios para evitar motines, conflicto, violencia, pérdida de vidas humanas y lograr que se respeten los derechos humanos”. Igualmente, el nuevo gobierno federal destinará presupuesto en la compra de vagones para mejorar el servicio del metro de Monterrey.

Agregó que la entidad forma parte del programa de descentralización de dependencias federales, por lo que en 2019 Monterrey será sede de la Secretaría de Economía. También destacó que la región fronteriza de la entidad participará de los beneficios de la Zona Libre, como la reducción del IVA del 16% al 8%, el ajuste del ISR al 20%, la homologación de precios de combustibles con los de Estados Unidos y el aumento al doble del salario mínimo.

Plan de Bienestar para Nuevo León

El próximo titular del Ejecutivo federal dijo a los presentes que su interés por recorrer el país es agradecer el respaldo de la ciudadanía en las pasadas elecciones, y al mismo tiempo informar sobre los programas y acciones que ya se encuentran listos para iniciar el 1° de diciembre.

En ese sentido, habló de los beneficios iniciales que recibirá la población del estado como parte del Plan de Bienestar. Por ejemplo, desde el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, 60 mil jóvenes sin trabajo serán contratados como aprendices en talleres, en el campo, en comercios o empresas a cambio de un sueldo de 3 mil 600 pesos.

Asimismo, 3 mil estudiantes universitarios neoleoneses en situación de pobreza recibirán una beca mensual de 2 mil 400 pesos mensuales, y todos los alumnos de nivel medio superior contarán con 800 pesos cada mes para evitar la deserción escolar: “Es mil veces mejor tener a los jóvenes estudiando, que en la calle”, dijo López Obrador.

Agregó que las 58 mil familias de la entidad adscritas al programa Prospera seguirán recibiendo el apoyo “para alimentación y educación de sus hijos, los que estudian nivel básico”.

A lo anterior se agrega el aumento al doble de la pensión que reciben los 730 mil adultos mayores del estado, incluyendo jubilados y pensionados del IMSS e ISSSTE, quienes recibirán mil 274 pesos cada mes. El mismo monto será entregado a los 40 mil discapacitados, especialmente niñas y niños en situación de pobreza de Nuevo León: “Para eso luchamos, para eso es este movimiento”, expresó el presidente electo.

El esquema de programas incluye al sector agropecuario, por lo que todos los productores del campo, pequeños propietarios y ejidatarios “recibirán un apoyo en cada ciclo agrícola, dos veces al año”. Además, quienes se dedican a sembrar granos básicos como frijol, arroz, maíz y trigo, recibirán precios justos por sus cosechas, ya que el nuevo gobierno establecerá precios de garantía. Por ejemplo, el maíz será pagado a 5 mil 610 pesos por tonelada.

De esta forma, los almacenes Diconsa comprarán los productos y se pagará a los campesinos en el mismo momento. La mercancía será insumo de las nuevas despensas que serán distribuidas a través de Liconsa a las comunidades marginadas para que puedan ser adquiridas “a bajos precios para que no haya hambre en Nuevo León y en México”.

Otros compromisos que cumplirá el presidente electo es que “se va a garantizar el derecho a la salud; ya está escrito en el artículo 4° de la Constitución, pero es letra muerta”, por lo que el nuevo gobierno federal trabajará en la gratuidad de medicamentos y atención médica, de tal manera que al final de sexenio, México cuente con un sistema de salud de calidad, equiparable con el que gozan los ciudadanos de países nórdicos.

También se contempla la entrega de créditos a la palabra para campesinos, así como créditos sin intereses para comerciantes, talleres, artesanos y empresas medianas y pequeñas.

Por último, el presidente electo señaló que los municipios mineros del estado serán beneficiados con un fondo especial y también “todo Nuevo León va a estar comunicado por internet y va a ser gratuito en escuelas, carreteras y centros de salud”.

López Obrador señaló que el de Nuevo León “es un pueblo bueno, progresista, trabajador, los empresarios son ejemplares y, por si fuese poco, nos dieron su apoyo. Yo gané aquí la presidencia y amor con amor se paga. No les voy a fallar, vamos por la Cuarta Transformación”, finalizó.