Morena

Discurso de la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, en el Encuentro Internacional por las Causas de los Pueblos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ciudad de México a 30 de noviembre del 2021

Citlalli Hernández (CH): Muchas gracias, buenas tardes a todas y todos los  presentes, sobre todo también a quienes nos están viendo en vivo. Hay muchos compañeros y compañeras, simpatizantes de Morena y de la Cuarta Transformación en vivo, mirando esta pequeña, pero profunda celebración a tres años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Triunfamos en julio y el gobierno inició en diciembre hace tres años, y en estas mismas vísperas, mañana tendremos una gran celebración, y qué mejor que celebrarlo también platicando con quienes son parte de las transformaciones de su país.

Me da muchísimo gusto saludar, ya leyeron las semblanzas, pero nuevamente le doy la bienvenida al compañero de Argentina, Fernando Navarro, que nos acompaña. A nuestra querida compañera y amiga María José Pizarro de Colombia. Verónika Mendoza de Perú y también a Marcela Aguiñaga de Ecuador.

Es un poco la charla que nos han convocado a tener con todos y todas ustedes, es a pensar los partidos como una herramienta de transformación. Me parece que el proceso en Argentina, en Colombia, en Perú, en Ecuador y por supuesto en México, sin duda es un proceso donde los partidos se han mirado como una herramienta de transformación.

Hemos decidido que nuestro método de lucha es el pacifico, el democrático y el electoral, y eso tiene sus complejidades porque en América Latina la democracia ha sido todavía, a veces una ilusión compleja, y cuando logramos por la vía democrática llevar a la toma de decisiones a un proyecto diferente al poder, pues empieza, digamos, la gran lucha contra los proyectos democráticos, eso vivió Ecuador, incluso, no solo pasando por la traición de Lenin Moreno, sino incluso, hasta el intento de quitarles el partido un buen rato. Eso vivió el proceso argentino también, que creo yo, que tiene más experiencia como vida de partido.

Y también será importante poder hablar de lo que está pasando en Colombia, donde yo estoy convencida que muy seguramente, Colombia va a ser la pieza clave que avance y evolucione este ciclo de transformación que vive nuestra región. Habrá elecciones también en Colombia, y estoy muy segura de que Gustavo Petro tendrá el respaldo del pueblo.

Y contar también, lo que pasa en Colombia, y felicitar a Perú, que recientemente también ha llevado a la presidencia a Pedro Castillo, con complejidades por las propias situaciones políticas del país.

Pero bueno, Verónika además, ha dado también la batalla hacia la presidencia un par de veces. Y forma parte de este cambio que vive Perú.

Bueno, sin más, yo iniciaría por nuestro compañero, dándole la bienvenida y dándole la palabra, para iniciar esta discusión de cómo ha funcionado esta visión de mirar u n partido como una herramienta de lucha, y no como un fin del poder, que es lo que decimos mucho en México, que le ha pasado a los otros partidos políticos, que han perdido credibilidad y se han ido desgastando, fundamentalmente, porque no se piensa como una herramienta, sino como un espacio para hacer negocio, para tener poder. Y cuando la ciudadanía se empieza a politizar y a darse cuenta, pues afortunadamente empieza a votar.

Pues, compartir, quizás, un poco el proceso argentino, le doy la palabra a nuestro compañero. 

+++++++++++ Habla Fernando Navarro +++++++++++++

CH: Muchas gracias compañero. Que me parece que pone sobre la mesa muchas cosas que han marcado, yo creo que a varias generaciones, hablando de los tres años del triunfo del pueblo de México, la construcción de militancia, la capacidad de no perder la principal razón por la que hacemos política desde la izquierda, que es para transformar la vida de la gente y para ayudar a construir realidades un poco más justas, más igualitarias, con mayor bienestar.

Comparto tres momentos, me parece que son de profunda reflexión para Morena, para nuestro país. Cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno aquí en la Ciudad de México, intentaron meterlo a la cárcel por abrir una calle para comunicar un hospital, pero sobre todo, porque estaba muy arriba en las encuestas como posible candidato presidencial. Y hubo todo un intento de desafuero desde el Congreso, e incluso lo desaforaron.

Se detiene el presidente de la República, en ese entonces Vicente Fox, porque la ciudadanía en esta capital, salió a manifestarse. En las manifestaciones más grandes que hemos visto en nuestra historia de nuestra ciudad, probablemente mañana también se vaya a desbordar el Zócalo. 

Pero, las manifestaciones contra el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, eran la expresión de la ciudadanía, de esa ciudadanía que siempre había sido ignorada, traicionada, mal gobernada; la expresión de salir en defensa de su gobernante.

Y, yo creo que, a mi generación, de las generaciones que veíamos distantes, que éramos muy jóvenes entonces, nos impactó muchísimo. Porque éramos esa generación que crecía en las casas, escuchando que la política era burda, era corrupta; que los gobernantes abusaban, y mirar a millones de personas salir a manifestarse en defensa de su jefe de gobierno, yo creo que marcó profundamente, por lo menos a mi generación, yo lo he hablado con varios compañeros de mi edad, que militan y que en ese entonces teníamos 14 o 15 años.

Porque era la expresión del pueblo, de salir a defender al único gobernante que en ese momento habían tenido, que les había cumplido; que había construido hospitales, universidades, que había generado programas sociales; que combatió a la inseguridad de una manera profunda; que genero infraestructura; que mejoró el transporte, y la ciudadanía salió a defenderlo.

Tanta fue la fuerza, y yo creo que fue el origen o la principal gran irrupción del movimiento obradorista, que Vicente Fox tuvo que desistirse en ese intento de desafuero.

Y luego, cuando inicia él su ruta política, pues me parece que se convierte en un político todavía más sensible, porque es el único político en este país, que conoce cada rincón de la patria. Es decir, visitó todos los municipios, todos los pueblos y recogió lo que él mismo ha llamado, en alusión a nuestra historia, los Sentimientos de la Nación.

Tendrías que ser muy psicópata para hacer política en la calle, mirar las necesidades de la gente y no sentirlas y no sentir un compromiso brutal con tu quehacer político.

Y ese es, yo creo, que uno de los elementos del obradorismo, que nos ha enseñado a todas y a todos a hacer política de esa manera, al raz de piso, hablando con la gente, visitando las comunidades, escuchándoles, visitando la realidad, y creo que por eso la oposición en México está desesperada y no logra entender la profundidad del cambio en México, porque ellos siguen viviendo en una burbuja; ellos siguen lejos de esa realidad cotidiana que la militancia de Morena, sus dirigentes y el propio presidente Andrés Mnauel López Obrador la conocen a profundidad.

Me parece que Morena hoy tiene el reto de ser un partido que crece muchísimo, que gana elecciones, que está en el poder; un partido que tiene que seguir construyendo militancia; un partido que tiene que seguir fomentando esa manera de hacer política y no convertirse en un partido lleno de burocracia; queremos un partido con más militancia.

Por lo menos, a tres años, me parece que estamos en esa ruta organizativa de volver a fortalecer Morena, como esa herramienta organizada, que nos permita tener cada vez más militantes, y no olvidarnos, como bien señalas, de la principal razón por la que hacemos política. Creo que en otros países, de repente ha pasado y hay un alejamiento del pueblo, y por supuesto el pueblo lo nota y lo reclama.

Sin más, le doy la palabra a María Pizarro. Ella es congresista en Colombia. Pero, además, me parece que también conocer la militancia en otros países, nos permite reflexionar de muchas cosas, porque yo creo que, hacer política en Colombia y hacer política para transformar, es profundamente peligroso. 

Lo comparto para el público y para quienes nos ven, Pizarro también es hija de quien fue guerrillero, candidato a la presidencia de la República y fue asesinado, porque tenía también profundas posibilidades de ganar y de iniciar un cambio hace varios años en Colombia. Y si no me equivoco, hay más de una decena de candidatos presidenciales que han sido asesinados.

Hoy estamos en profundas posibilidades, digo, estamos, porque a pesar de las distancias y las fronteras, si la izquierda triunfa en Colombia, yo creo que toda la región sentiríamos como un triunfo propio.

Me parece que Gustavo Petro está en muchas posibilidades de ganar. Y bueno, pues tú has sido importante en esa militancia en Colombia, humana. Y pues, te doy la palabra sin más María. Y decirle también al público, que nos pide la UNAM, que es quien ha prestado este lugar, que todas, todos los asistentes usen cubrebocas, por favor. Acá estamos a buena distancia, pero nos piden reiterarle a todas y todos los asistentes que se coloquen sus cubrebocas.

Adelante María.

+++++++++++ Habla María Pizarro +++++++++++++

Muchas gracias María José Pizarro. Y en efecto, me parece prueba de que las mujeres estamos incidiendo en las transformaciones de nuestros países, esta vez somos mayoría. Nos disculpamos con el compañero Fernando, aquí en este panel.

Me parece que las nuevas generaciones, la disputa de la vieja política y la nueva política, la construcción de partidos que asuman las agendas más cotidianas; que le motivan a las nuevas generaciones. Yo creo que hay dos en el mundo en general, la feminista y la ambiental.

Un partido que se consolide como una herramienta de cambio, son los retos a los que nos enfrentamos. 

Y en Perú, Verónika, yo creo que tú lo has vivido, lo has palpado. Yo a veces creo que tu perfil, tu actuar político, a veces pareciera muy avanzado, incluso para el proceso democratico que tienen en Perú. Hemos visto que después del triunfo de Pedro Castillo y de tu participación, muy importante en este proceso en Perú Libre, pues has sido víctima de ataques constantes de odio, que es la principal herramienta que tiene la derecha.

Y bueno, ¿qué viene? ¿Cuáles son los retos para ese partido como herramienta de este cambio? Que sin duda ya inició en Perú; que además vive situaciones complejas. Ha sido muy difícil guiar en este momento.

Pero bueno, pues adelante, bienvenida. Muchas gracias por estar aquí.

+++++++++++ Habla Verónika Mendoza +++++++++++++

CH: Muchas gracias Vero. Y el mejor de los éxitos para este nuevo camino en Perú.

Finalmente y no menos importante, le voy a dar la palabra a Marcela Aguiñaga, quien si no me equivoco, recién se estrena en la presidencia de Movimiento de la Revolución Ciudadana; que ha vivido, creo yo, varias etapas a las que nos enfrentamos los partidos que buscamos transformar por la vía democrática, el llegar, ganar, inciar un gobierno, alejarse de la vida de partido por toda la demanda que significa iniciar un gobierno y luego enfrentarse a todo lo que se ha enfrentado la Revolución Ciudadana. Y bueno, seguramente con todo ese proceso que han vivido y el gran reto que ahora te toca a ti asumir, habrá mucho que compartir.

Bienvenida. Muchas gracias también por estar aquí Marce.

+++++++++++ Habla Marcela Aguiñaga +++++++++++++

CH: Muchas gracias a Fernando, María José, Verónika, Marcela, que han puesto. Para quienes están, que hay algunos diputados nuestros aquí, sigue aquí nuestro dirigente nacional, Mario Delgado; para la militancia y los simpatizantes que nos ven de manera virtual, pues hay, me parece, muchas reflexiones sobre la mesa, la necesidad de seguir construyendo militancia, de hacerlo renovada, de hacerlo a la altura de las luchas sociales, de no alejarnos del pueblo.

La necesidad también de no bajar la guardia y alertarnos, porque me parece que decía Vero, y creo que coincidimos todas y todos aquí, de la mano del avance de nuestros movimientos progresistas; hay una reacción profundamente conservadora, llena de odio, que utiliza como arma la mentira, el engaño, la guerra sucia, y que fundamentalmente va a las cabezas, va y ataca a nuestros dirigentes, porque ellos representan el proyecto que respaldan millones de personas.

Pero me parece que nuestros adversarios no entenderán jamás lo que es luchar con convicción, con amor y lo que es construir procesos con miles y millones de personas. Porque podrán atacarnos y podrán utilizar el odio y la mentira, y algunas veces triunfarán, otras veces fallarán; pero cuando un pueblo despierta, no hay vuelta atrás. Y eso es lo que ustedes presenciarán, y seguramente mañana estaremos celebrando los tres años, el gobierno popular de Andrés Mnauel López Obrador, con profundo cariño al pueblo mexicano. Porque no hay vuelta atrás, en la revolución de las conciencias que vive México y no hay vuelta atrás, estamos viviendo el inicio de la Cuarta Transformación; y nuestra Cuarta Transformación no puede ser entendida, si no es con la solidaridad latinoamericana, cuenten con Morena, cuenten con México y que cada día avancemos más hacia la integración de nuestra región.

Muchísimas gracias por su participación, por su acompañamiento y gracias también a todos los que nos han estado viendo esta tarde.

Camila Armenta

Camila Armenta

Morena

En Morena la hoja de ruta la marca el pueblo. El más grande interés es la transformación y la renovación de la vida pública, y día a día vamos por ese camino.

Artículos Recientes

Síguenos